CAPITULO IV

Si hablamos de movimiento pensamos en lo que es ahora, de lo que fue antes y de lo que será después. La idea del movimiento esta vinculada con la idea del tiempo.

¿Que es el tiempo? Kant lo representa como una línea que se extiende hacia un futuro infinito dentro de un pasado infinito. Somos conscientes de un punto de esta línea, solamente uno y este punto no tiene dimensión por lo que le llamamos presente que, en el sentido exacto de la palabra, solo es el pasado reciente y el futuro inmediato

Kant considera el tiempo como una forma puramente subjetiva de nuestra percepción. La realidad es continua y constante, pero al fin de percibirla debemos dividirla en momentos separados de los que solamente uno existe para nosotros. Percibimos la realidad como si fuera a través de una estrecha ranura. Lo que vemos a través de esa ranura lo llamamos presente, lo que vimos y ya no vemos mas lo llamamos pasado y lo que no vemos aun pero esperamos verlo, lo llamamos futuro.

Examinamos los fenómenos en el tiempo porque visualizamos primero la causa y luego el efecto y no podemos pensar en ello de otro modo. El presente es el momento de transición del futuro al pasado. Pero este breve momento es una ficción. Tenemos derecho a decir que el presente no existe, jamás podremos atraparlo. Lo que intentamos atrapar es siempre ya pasado. Esta habitual visión del tiempo conduce al absurdo.

Ejemplo: Imaginase a un viajero que se dirige de una ciudad a otra y se halla a mitad de trayecto del camino entre ambas. Esa viajero piensa que la ciudad que dejó ya no existe y que de ella solo queda el recuerdo, que se derrumbó y todos sus habitantes murieron y que la ciudad donde debe llegar tampoco existe ahora sino que la están construyendo para su llegada pero en cuanto la abandone será también destruida. Eso es exactamente el modo en que pensamos sobre las cosas: Todo pasa. Nada vuelve. ¿Que existe pues?

El presente es un momento imposible de capturar se esta disolviendo continuamente en pasado, por tanto el futuro y el pasado tampoco existen. Nada existe. Sin embargo vivimos, sentimos, pensamos y algo nos rodea. En consecuencia debe de haber algún fallo en nuestra habitual actitud hacia el tiempo. Debemos encontrar cual es. ¿Cómo puede existir el mundo si no existe en el pasado, el presente y el futuro?

Nos movemos en un plano de una sola dirección a la que consideramos eterna e infinita y aceptamos como realmente existente solo el circulo iluminado por nuestra conciencia Vivimos a tientas, y no podemos convencernos de la existencia de lo que no podemos sentir.

Pero imagínese una conciencia que no este limitada por la percepción de los sentidos. Una conciencia que puede elevarse por encima del plano en el que nos movemos puede ver mucho mas allá de los limites del circulo iluminado por nuestra conciencia. Esta conciencia podrá ver que el pasado y el futuro están juntos y coexisten simultáneamente.

El pasado y el futuro no pueden ser inexistentes pues si no existen tampoco existe el presente. Deben existir juntos en alguna parte solo que no la vemos. Debemos admitir que el pasado el futuro y el presente no difieren entre sí y que la única cosa que existe es el presente. El Ahora Eterno de la Filosofía India, pero no lo vemos porque en cualquier momento dado solo estamos conscientes de un pequeño fragmento de este presente.

Los conceptos del pasado y presente aunque vagos son uniformes pero con respecto al futuro hay una gran variedad de criterios: La teoría de la predestinación afirma que todo acontecimiento futuro es el resultado de los acontecimientos pasados y si no vemos las causas de las cosas que llamamos accidentales es debido a nuestras limitaciones.

La idea de un futuro libre afirma que una misma acción puede producir resultados diferentes y plantea la hipótesis de que las acciones pueden causar un cambio completo en los acontecimientos de la vida de él y de otras personas.

Ni una ni otra teoría pueden determinar nada porque una excluye a la otra. Estos criterios opuestos están equivocados porque la verdad es una unificación de estos dos conocimientos. En cada momento todo el futuro del mundo esta predestinado y existente o sea, debe haber uno u otro futuro de acuerdo con la dirección de los acontecimientos del momento.

En el pasado yace no solo lo que fue sino todo lo que podía haber sido del mismo modo que en el futuro yace no solo lo que será sino todo lo que puede ser. El pasado y el futuro están indeterminados y existen por igual en todas sus posibilidades y existen por igual simultáneamente con el presente. La línea del tiempo avanza en el orden de secuencia: primero la causa, luego el efecto: antes, ahora, después. La línea de la eternidad avanza en una dirección perpendicular a esta línea. Si la eternidad existe cada momento es eterno.

Así como en el espacio existen mas cosas de la que vemos, así en el tiempo los acontecimientos existen antes de que nuestra conciencia entre en contacto con ellos y existen aun después de que nuestra conciencia se retiró de ellos. En consecuencia la extensión en el tiempo es la extensión es un espacio desconocido y por tanto el tiempo es la cuarta dimensión del espacio

No debemos olvidar que a través de la misma ranura por la que vemos al mundo también nos vemos en nosotros cambios similares a los cambios de todo lo demás. ¿Por que existe el movimiento aparente en el mundo? ¿Por qué tienen lugar cambios detrás de la ranura que crean la ilusión del movimiento.¿Por que no podemos ampliar es ranura?

Primero debemos notar que nuestra percepción parece encadenada a alguna clase de plano encima del cual es incapaz de elevarse. A estas condiciones o a este plano le llamamos materia.

Si nuestra percepción pudiera elevarse por encima de este plano veríamos debajo de una modo simultaneo una cantidad mucho mayor de acontecimientos de lo que habitualmente ve desde su posición en el plano.

El resultado es la expansión del momento. Todo lo que percibimos en el tiempo se convertirá en un solo momento en el que pasado presente y futuro serian visibles todos a la vez.

Si imaginamos la percepción que tiene lugar en un nivel por encima de nuestra conciencia, en un ángulo más amplio de visión, esta podrá captar como algo simultaneo todo lo que para nosotros tiene lugar en un cierto periodo de tiempo. Dentro de los limites de su momento, tal percepción será incapaz de separar antes, ahora, después, para ella todo será ahora. Ahora se expandirá.

Pero para que esto tenga lugar es necesario que seamos capaces de librarnos de la materia porque la materia no es otra cosa que las condiciones del tiempo y del espacio en que vivimos. ¿Podrá la conciencia ir mas allá de las condiciones de una existencia material sin desaparecer por completo?

El átomo material es la entrada de la cuarta dimensión en el espacio tridimensional. Nuestro espacio puede ser el lugar de contacto de dos espacios de un orden superior.

 

ENTRAR EN EL V CAPITULO