CAPITULO XXIII

Muchas personas piensan que los problemas de la vida son  irremediables y que la humanidad jamás sabrá por qué ni para qué se esfuerza, porque sufre y a donde se dirige. Se supone que tomemos la vida tal y como viene, sin pensar porque los hombres perdieron la esperanza de hallar respuestas a las principales preguntas. Pero en realidad sentimos esa desesperanza solo cuando consideramos al hombre como algo finito y pensamos que ya sabemos todo lo que hay en él o sea no vemos más allá

Supongamos que la cultura da al fin bienestar a los hombres y llega a alimentar a todo el mundo. Se encuentra una vacuna para todas las enfermedades, se prolonga la vida del hombre hasta los 100 años o más y quizás después se consigue la fabricación artificial de seres humanos, pero después de todo esto la imaginación decae. ¿Y después que? Nos preguntamos. Las teorías sociales positivistas no nos pueden prometer nada más.

A fin de obtener alguna clase de respuesta a estas preguntas que nos atormentan debemos volvernos a una dirección completamente distinta y asombrosamente, encontramos una respuesta sobre la finalidad inmediata de nuestra existencia.

El hombre no puede ni debe permanecer como es ahora. Pensar en el futuro de este hombre es tan insensato como pensar en el futuro de un niño imaginando que este seguirá siendo un niño eternamente. La analogía no es muy completa porque solo una pequeña parte de la humanidad es probablemente capaz de desarrollo. Solo el desarrollo interior, la evolución de nuevos poderes, darán al hombre la comprensión correcta de sí mismo y de su futuro y le permitirán organizar la vida sobre la tierra.

En la actualidad el concepto genérico de "hombre" abarca categoría de hombres diferentes: los capaces de desarrollo y los incapaces de ello. Un hombre capaz de desarrollarse y tiene en si muchas cualidades que no se manifiestan, porque para ello necesita una cultura y una educación especiales. La nueva perspectiva de la humanidad repudia la idea de la igualdad, que no existe, pero la humanidad tendrá que separa pronto los que marchan hacia delante de los que son incapaces de hacerlo. Tendrá que separa el trigo de la cizaña porque esta ya proliferó demasiado y esta asfixiando el crecimiento del trigo. Esta es la clave para entender nuestra vida.

Si creemos que todavía no conocemos nuestro destino y dudamos, es porque consideramos juntos y sin diferenciar a hombres de categorías completamente distintas con un futuro completamente distinto. Y porque las ideas que necesitamos no ganaron un departamento reconocido en el conocimiento oficial y raras veces se les hallamos en un mismo libro.

No entendemos muchas cosas porque nos hemos especializado demasiado fácilmente. Filosofía, religión, psicología, matemática, ciencias naturales, sociología, historia de la cultura, arte, cada una tiene su propia literatura especial. No hay nada que abarque la totalidad íntegramente. Todas desarrollan su propia terminología su propio lenguaje y de este modo cada una se disocia de la de más y marca sus fronteras. Lo que hemos necesitado durante largo tiempo es la síntesis.

Pero hay tendencias del pensamiento que se esfuerzan en luchar contra la especialización y están apareciendo libros que no pueden registrarse en ninguna facultad, son los precursores de una nueva literatura que mostraran a quienes deseen a donde se dirigen. Los nombres de los autores de esos libros son la combinación más inesperada y hablan de que la conciencia del hombre moderno es solo transitoria y conduce a otra conciencia superior que incluso ahora se manifestara en ciertos hombres tras preparación apropiada. A esta conciencia superior le llamo: CONCIENCIA CÓSMICA.

Citare aquí de forma abreviada unos pocos fragmentos del libro del dr. R.M: Bucke:

¿Qué es la conciencia cósmica? Es una forma superior de conciencia a la que posee el hombre corriente. Y que no es común a nosotros ni a los animales superiores.

Hay tres grados de conciencia.

LA CONCIENCIA SIMPLE

LA CONCIENCIA DE SÍ

LA CONCIENCIA CÓSMICA

Por medio de la conciencia simple un animal es tan consciente de su cuerpo y de las cosas que le suceden como un hombre. Por medio de la conciencia de sí el hombre se torna consciente de sí mismo como entidad distinta de todo el resto del universo. Si algún animal poseyera conciencia de sí, construiría una estructura de lenguaje, pero ningún animal ha hecho nunca eso. La posesión de la conciencia de sí y el lenguaje crea una enorme brecha entre el animal y el hombre. La conciencia cósmica esta tan por encima de la conciencia de sí como la conciencia simple.

La primera característica es la conciencia del cosmos. Una iluminación intelectual que seria la única que pondría al individuo en un nuevo plano en existencia y le convertiría casi en un miembro de una nueva especie. A esta se le une un sentimiento indescriptible de elevación y jubilo, un sentido de la inmortalidad y una conciencia de la vida eterna. El contacto inteligente con las mentes cósmicas conscientes ayuda a los individuos conscientes de sí en su ascenso a un plano superior.

Hay una tradición antiquísima que dice que el primer hombre fue inocente y feliz hasta que comió la fruta el árbol del conocimiento del bien y del mal. Tras comerlo tomo conciencia de que estaba desnudo y se avergonzó. De allí nació el pecado del mundo y junto a este cambio surgió la convicción de que la serpiente maldita que le mordió debe de ser aplastada mediante el surgimiento de un salvador, el Cristo.

El padre del hombre fue meramente una criatura con una conciencia simple. Él era, como hoy lo son los animales, incapaz de pecado, no tenía sentimiento del bien y del mal no conocía lo que era trabajo y jamás había trabajado. De ese estado cayó (o se elevó) a la conciencia de sí y se abrieron sus ojos, adquirió el sentido del pecado y supo que estaba desnudo, después aprendió a trabajar para alcanzar ciertos fines, y esto continua aun en su camino, pero ¿dónde esta el liberador? ¿Quién es? El salvador del hombre es la conciencia cómica o el cristo según San Pablo, que aplasta la cabeza de la serpiente, destruye el pecado, la vergüenza y el sentido del bien o del mal y aniquila el trabajo aunque no la actividad humana.

Existe un grupo que surgió de la humanidad corriente, y cuyos miembros están dispersos en todas las razas de la humanidad a lo largo de los 40 siglos de la historia del mundo. El rasgo que distingue a estas personas de las demás es que sus ojos espirituales se han abierto y ellos han visto. Los miembros mas conocidos de este grupo, que juntos apenas si ocuparían una habitación de medianas dimensiones crearon las grandes religiones modernas y a través de ellas la civilización moderna. No han aportado demasiados libros pero los pocos que produjeron inspiraron la mayor cantidad de los libros escritos en los últimos tiempos.

Para finalizar sobre el origen psicológico de la Conciencia Cósmica, diremos que en ella hay cuatro pasos diferentes: El primero sucedió cuando se estableció una percepción o sea una impresión en los sentidos. Si retrocediésemos en el tiempo hallaríamos en nuestros antepasados una criatura cuyo intelecto estaba simplemente constituido por estas percepciones. Pero individualmente y de generación en generación acumuló estas percepciones, cuya repetición constante condujeron a una acumulación de células hasta llegar a un estado en el que fue posible para nuestro antepasado poder combinar grupos de estas percepciones en una recepción. Los órganos sensoriales se mantuvieron firmemente en su trabajo de fabricar percepciones, los centro receptivos hacían lo propio fabricando cada vez mas recepciones cada vez más complejas y más elevadas. Esta acumulación prosiguió hasta que no pudieron amontonarse mayores reservas de impresiones. Entonces se produjo otra interrupción y las recepciones superiores fuera reemplazadas por conceptos.

Como sé ha dicho una recepción es una imagen compuesta de miles de percepciones pero un concepto es una recepción con una denominación, que significa la recepción en sí.

Queda claro que las recepciones al ser substituidas por conceptos aumentan la eficiencia del cerebro para que este piense, así como la introducción de las maquina aumento la capacidad de la raza humana para el trabajo o el empleo del álgebra acrecienta también la potencia de la mente en los cálculos matemáticos.

Reemplazar una gran recepción engorrosa con un signo sencillo es algo así como reemplazar mercaderías concretas mediante entradas en el libro mayor. Pero a fin de que una recepción sea reemplazada por un concepto deberá señalarse con un signo que la identifique o sea la raza que esta en poder de conceptos lo esta también necesariamente del lenguaje y esto implica tener conciencia de sí.

Nuestro intelecto esta constituido hoy en día por una complejísima mezcla de percepciones, recepciones y conceptos. Cada uno acumula año tras año una cantidad cada vez mayor mientas que a la vez los conceptos individuales se vuelven constantemente cada vez más complejos. ¿habrá algún limite para este desarrollo de conceptos en cantidad y complejidad?. Es evidente que no podrá perseguir hasta el infinito.

Hemos visto que la expansión de la mente perceptiva tuvo un limite necesario y que mediante el propio desarrollo fue llevado a introducirse en la mente conceptual. La mente supraconceptual ya existe. Su intelecto, cuyos elementos en vez de ser conceptos son intuiciones, puede llamarse Conciencia Cósmica. O sea la conciencia del Cosmos. Lo que en oriente se llamo el esplendor brahmánico. Esta conciencia demuestra que el cosmos no consiste en materia muerta inconsciente rígida y sin destino, por el contrario la señala como enteramente inmaterial, enteramente espiritual y enteramente viva, indica que la muerte es un absurdo que todos y cada cosa deben tener vida eterna, marca que el universo es dios y que dios es el universo.

Ahora bien todo esto no significa que cuando un hombre tiene conciencia cósmica lo sabe todo acera a del universo. Todo sabemos que cuando tenemos dos o tres años de edad y tomamos conciencia de nosotros mismos no conocemos de inmediato todo acerca de nosotros. Del mismo modo un hombre no sabe todo acerca del cosmos porque simplemente tome conciencia de este. Si a la raza humana le costó varios centenares de miles de años aprender algo sobre la humanidad desde que adquirimos conciencia de sí, puede costarle millones de años adquirir la conciencia cósmica.

El nacimiento de la conciencia cósmica en el hombre es muy parecida a la del nacimiento de la conciencia de sí. La mente se satura de conceptos y estos se amplían constantemente hasta que algún día tiene lugar la fusión de varios de ellos, el resultado es el establecimiento de la mente intuitiva o sea de la conciencia cósmica. El complejo y la unión de todo pensamiento y toda experiencia anteriores.

El lenguaje corresponde al intelecto, pero las funciones de la naturaleza moral no están conectadas con el lenguaje. La música tal vez sea el comienzo de un lenguaje que copie y exprese la emoción, como las palabras expresan y copian las ideas, de hecho noventa y nueve de cada cien impresiones sensorias se mantienen inexpresadas excepto imperfectamente. Así pues a la evolución del intelecto deberá acompañarla la evolución del lenguaje

Parece que en todos los hombres que ingresaron en la conciencia cósmica creen que están padeciendo una forma de locura. Se peguntan si lo que ven y sienten es una realidad o es una ilusión. Inmediatamente después de estas sensaciones emocionales a la persona le sobreviene una iluminación intelectual imposible de describir. Y no llega tan solo a creer sino que ve y siente el cosmos que a la mente consciente de sí, le parece formada por materia muerta. Ve que en lugar de que los hombres sean retazos de vida esparcida en un mar infinitivo de sustancia que no esta viva, son en realidad motitas de muerte relativa en un océano infinito de vida. Ve que la vida existe en el hombre es eterna como toda a la vida lo es, que es tan inmortal como Dos. La persona que tenga esta experiencia aprenderá mucho mas que ningún estudio jamás le enseñó. Obtendrá un concepto acerca del TODO tan inmenso que empequeñecerá su imaginación. Un concepto tal que hará que todos sus intentos para captar al universo mentalmente sean insignificantes y ridículos.

La historia de la aparición de la conciencia cósmica en la humanidad es similar a la aparición de todas las facultades mentales, se la hallará al comienzo en unos pocos individuos excepcionales, luego se torna mas frecuente y más tarde todos pueden desarrollarla y finalmente se convierte en u atributo de todos los hombres desde que nacen. Además las facultades raras y excepcionales de un genio aparecen en el hombre en su madurez y en ocasiones hasta en su ancianidad.

Tal es la facultad del lenguaje. Probablemente en un pasado remoto esta facultad perteneció solo a pocos individuos excepcionales y probablemente únicamente en la vejez, luego se tornó más frecuente y empezó a aparecer antes, probablemente hubo un periodo en que el lenguaje no fue atributo de todos los hombres tal como los talentos artísticos, el sentido musical, el sentido del color y de las líneas no pertenece ahora a todos los hombres

La única base posible para los cambios favorables de la vida, solo podrá ser cambiando la vida interior. Todo los logros culturales en el dominio de lo material tienen doble filo y pueden servir tanto para el bien como para el mal. Solo un cambio de la conciencia puede ser garantía de que el abuso de poderes que da la cultura cesará y que la cultura no será mas un desarrollo de la barbarie. La organización democrática nada garantiza, dondequiera que se la pone en practica, y prometen seguir produciendo en el futuro: violencia y reducciones de los derechos individuales y falta de libertad.

Cada una de las formas existentes de vida puede ser un eslabón de un separada cadena evolutiva, o sea que las evoluciones animales, vegetales, y del hombre son evoluciones diferentes y siguen cursos diferentes. Debemos admitir que la mente humana depende de sí misma mucho más que la mente de un animal. La mente humana tiene mucho mas poder sobre si y puede ayudar a su propia evolución lo mismo que obstaculizarla.

La evolución ya no podrá ser el resultado de causas inconscientes sino que dependerá de esfuerzos conscientes para desarrollarse. Un hombre que no se empeñe en pos de la evolución no evolucionará. Y un individuo que no evolucione desciende, degenera. Esto es una ley general. Y si consideramos cuan pequeñísimo es el porcentaje de hombres que piensan y son capaces y son capaces de pensar en su evolución o sea en pos de cosas superiores veremos que hablar de la inevitabilidad de esa evolución por si misma es cuando menos ingenuo.

La nueva conciencia que un hombre encuentre en si mismo es naturalmente mas importante que la conciencia que pueda aparecer o no en otros hombres dentro de miles de años.

La evolución no es simplemente una combinación de pensamiento y sentimiento sino el resultado de la combinación de esta combinación mas algo más. Que no sede ha hallaren el intelecto ni en la naturaleza emocional. El hombre es un concepto compuesto que incluye en si mismo muchas categorías diferentes cuyos caminos don completamente distintos y el futuro no pertenecen al hombre sino al superhombre que ya nació y vive entre nosotros. Del grueso de la humanidad esta surgiendo rápidamente una raza superior y lo hace a través de su peculiar comprensión del mundo y de la vida. y tal vez los problemas sociales y políticos se resuelvan en un plano muy diferente el que nosotros pensamos con la aparición de una nueva raza en el escenario, consciente de si misma que juzgará a la raza vieja. Es cada vez mas claro que los cambios de la vida externa o sea los cambios de la vida de muchos llegarán como resultado de los cambos interiores de pocos. La evolución de esas facultades en el hombre no es un proceso natural sino que exige un trabajo consciente. Existen toda una serie de enseñanzas psicológicas (ocultismo, yoga, etc.) y una literatura voluminosa que tiene en vista esta cultura superior.

El punto de vista evolutivo es a menudo un rechazo a enfrentar un problema difícil, un deseo de evitar pensar demasiado. Al no entender la variedad existente de formas y las interconexiones de estas y al no saber como pensar como unidad la gente se aferra al criterio evolutivo y considera en las variadas formas como un escalera de subida.

Los evolucionistas son incapaces de entender la totalidad sin representársela como una cadena. Para ellos cada eslabón deriva del otro eslabón, pero con respecto a la formas de conciencia es mucho mas correcto considerarlas no como fases de evolución distintas entre si sino como diferentes lados o partes de una totalidad que no conocemos.

En el hombre esta unidad es evidente. Todas las formas de conciencia pueden existir simultáneamente: la vida de las células y los órganos con su conciencia, la vida en todo el cuerpo considerada en conjunto, la vida de las emociones y la razón lógica y la vida de las formas superiores de conciencia. La forma superior de conciencia es necesaria para la organización de la vida sobre la tierra durante tanto tiempo gobernada por el materialismo y el pensamiento positivista, la gente olvidó o deformó las ideas religiosas y pensó que era posible vivir solo con la razón lógica, pero es evidente que la gente a merced del razonamiento lógico es incapaz de organizar su vida en la tierra y si finalmente no se extermina entre ella en todo caso creará condiciones de vida cabalmente imposibles en las que todo se perderá o sea todos lo que les hombres de conciencia de si y conciencia cósmica le dieron.

El mundo vivo de la naturaleza es análogo a este. Y es mucho mas correcto considerar a las diferentes formas de conciencia en las distintas partes y estratos de la naturaleza viva como separados y pertenecientes a un solo organismo cumpliendo funciones que aunque diferentes están interconectadas porque tampoco a los miembros de nuestro cuerpo no los consideramos como evolucionados el uno del otro en un individuo dado.

Yo no niego la idea de una evolución, pero debemos tener presente que los tipos que andan rezagados no pueden seguir esa misma evolución a marcha lenta sino que pueden poner en marcha su propia evolución desarrollando las propiedades por las que se les desechó de la evolución principal.

Tampoco hay porque aceptar que todas las formas existentes deriven la una de la otra. Más correcto sería considerar a todas como los tipos superiores de su propia evolución. La ausencia de formas transitorias se vuelve mucho más posible este criterio de la perfección obligatoria e inevitable en todo, desde nuestro punto de vista, claro.

Si consideramos las formas existentes en cualquier plano es imposible afirmar que todas evolucionaron de las formas más simples de este plano. Algunas habrán evolucionado de las formas inferiores, otras habrán resultado de la degeneración de formas superiores, una tercera categoría de habrá formado de los restos de alguna forma evolucionada y una cuarta habrá resultado de la infiltración en este plano de propiedades y características de un plano superior.

Los narcóticos no le puede dar al hombre nada que este ya no tenga, lo cual explica el efecto totalmente diferente de los narcóticos en diferentes personas. Todo lo que pueden hacer es revelar lo que ya esta en el alma del hombre. Esta circunstancia altera por completo el criterio acerca de los narcóticos.

TABLA DE LAS CUATRO FORMAS DE MANIFESTACIÓN DE LA CONCIENCIA

PRIMERA FORMA

Un sentido del espacio unidimensional. Todo tiene lugar en una misma línea. La conciencia esta sumida en su trabajo de alimentarse, asimilar y digerir la comida etc. (célula, tejidos y órganos del cuerpo de un animal, platas y organismos inferiores)

 En un hombre esa es la conciencia instintiva.

SEGUNDA FIRMA

Un sentido del espacio bidimensional. Ese es el estado del animal. Lo que para nosotros es la tercera dimensión para él es movimiento. El ya tiene sensaciones pero no piensa. Todo lo que ve le parece real, para él el mundo esta lleno de movimiento inexistente e ilusorio. 

Vida emocional y destellos de pensamiento en el hombre.

TERCERA FORMA

Un sentido de espacio tridimensional. Pensamientos lógicos. Una división filosófica del yo y no-yo. Religiones dogmáticas y espiritualismo dualista. Moralidad codificada. División de espíritu y materia. Ciencia positivista. Idea de la evolución. Subyugación el individuo a la sociedad y a la ley. Automatismo. La muerte como agotamiento de su personalidad. 

Intelecto y destellos de conciencia del sí.

CUARTA FORMA

Comienzo de la comprensión del espacio tetradimensional, nueva concepción del tiempo. Posibilidad de una conciencia de si mas prolongada. La idea y sensación de un universo vivo. Empeño hacia lo milagroso y de un sentido del infinito. 

Comienzo de la conciencia de si y destellos de la conciencia cósmica.

 

PREGUNTAS IMPORTANTES SOBRE LA IDEA DE LA CONCIENCIA CÓSMICA

¿La aparición de la conciencia cósmica es asunto para otras generaciones en el futro remoto?

¿La conciencia cósmica puede aparecer ahora en el hombre moderno incluso en poquísimos hombres como cierto resultado cierta educación y auto educación o sea como resultado de cierta cultura?

RESPUESTAS

La conciencia cósmica solo pertenece a los pocos. Pero incluso en el caso de que pueda manifestarse en algunos, esta manifestación exige ciertas condiciones muy definidas tanto internas como externas. Pero hasta un hombre que tenga esta potencialidad puede desarrollarse o  destruirse.

El primero de lo signos es una sensación constante o frecuente de que el mundo no es lo que parece, que en él las cosas principales y mas importantes no son las que se consideran como de principal importancia. De esto se deduce un sentido de la irrealidad del mundo y de todas sus relaciones y un esfuerzo en pos de lo milagroso que se experimenta como único real y verdadero. 

La elevada cultura mental y los logros intelectuales no son en lo mínimo una condición indispensable.

La conciencia cósmica puede desarrollarse sobre una base puramente emocional o a través de las emociones creativas, en el caso de pintores, músicos y poetas. En sus manifestaciones supremas, el arte es un camino hacia la conciencia cósmica.

Pero en todos los caso el descubrimiento de la conciencia cósmica exige una vida correspondiente. No podemos hallar un solo caso en que la conciencia cósmica se inicie en momentos de absorción en la vida externa con su lucha de intereses y sus emociones. Para la aparición de la conciencia cósmica es necesario que el centro de gravedad de la totalidad del hombre este en la conciencia de si y no en el sentido externo pues esta exige un altísimo grado de libertad y concentración en el mundo interior. Pero esto no significa que la conciencia cósmica pueda manifestarse en todo hombre colocado en las condiciones apropiadas. Hay personas, posiblemente la inmensa mayoría, que carecen totalmente de esta posibilidad y si esta falta, ninguna cultura podrá crearla, tal como ninguna  cultura podrá hacer que un animal hable lengua humana. Esta posibilidad no puede injertarse artificialmente. Un hombre nace con ella o sin ella. Esta posibilidad puede suprimirse o desarrollarse pero no puede crearse.

No todos pueden aprender a distinguir lo verdadero de lo falso. Pero hasta los que tengan esta aptitud no la obtendrán como un regalo gratuito. Es el resultado de gran esfuerzo y trabajo y exige audacia tanto en el pensamiento como en el sentimiento.

 

ENTRAR EN LA CONCLUSIÓN FINAL