UNA NOCHE DE AMOR POCO HABITUAL

Ojos semi cerrados, esperando el dulce despertar de la luz otoñal del alba. Sintiendo un calor en mi castigada espalda, una esperanza no especificada en mi medio vientre, unas caricias que quizás no me arañen, pero repito, toda esperanza.

La realidad, ojos cerrados, en pleno sueño, no me preguntéis cual, ruidos aun lejanos, manta semi acogedora, en fin, el principio de un merecido descanso.

La habitación casi en penumbra. Silencio. Todo apacible. Los susurros que podrían oírse, solo en ciernes. Loa pasos solo en sueños. Todo paz. Un timbre lejano pero cada vez mas insistente me hace reaccionar, pero solo con suaves movimientos rotatorios de mi cuerpo. El no ronronear del sonido me obliga a abrir. Pero sabía que esa llamada no era para ,mí. Pro sino. ¿para quién? Los bruscos movimientos a mis laterales me hicieron ratificar el destino posible de esa llamada, por lo que pedí a dulce miel que sellara mis ojos. Mis ojos, pro no mis oído. Mi espina dorsal llego a su máximo arco, mi tímpano  a su máxima distensión. A su pura perforación. No había luna llena, ni lobos en al finca. Hubieran diaerrado de terror ante el aullido surgido bajo el aun calmado lecho. Piel tranquila convertida en lima de uno. Nada amor, solo es Jin. Duerme mi amor. Descansa. No es nada. Arropo a mi amor y me arropado a mi. Disfruto de mi primera noche en presente de este futuro nido de amor y digo futuro por insistencia del continuo presente. Cierro mis ojos, húmedos de lágrimas del total placer. Esperando el beso ojal de las buenas noches en irisaciones de plata y amor.

Gato negro, salto, salto errado, ojo vuelto cerrado. Ojo vuelto a abrir. Mirar que pasó, linda plata de marco busca sangre de intruso. Cuerpo en 90 grados, riñón que se resiente, semimuerto en vida, despierto para el resto de la noche, ignorante de hora al despertar.

¿Dormiste bien amor? Esta es tu casa, este es tu lecho, esta soy yo, esto es amor, tranquilidad, el reposo el guerrero.

 

Tony Bonne  07-10-1994