Mi Teclado

Un paso… tan sólo un paso basta para empezar. Un paso comedido, sin pretensiones. Con la sola intención de encadenarse a otro, a otros, para formar la leontina que liga, que une principio y final. Inicio que sé, que reconozco. Es parte del presente…es el presente . Es vida, es tensión…es respiración, es borboteo de la sangre en las venas. Es frío, es calor. Sensación de tristeza, de alegría. Es pasión, emoción, escalofrío, rubor, sequedad en la boca, vello erizado, sudor en las manos, temblor…lágrimas en los ojos…en el corazón.

Todo este fardo de sensaciones son mi presente, mi vida…mi momento. Es ahora, es ya. Es este preciso instante. Es un suspiro aspirado al éter, engullido por los pulmones, transformado en combustible de existencia… Un paso, sí tan sólo un paso. Detonante de una amalgama de sensibilidad, producida por el conocimiento de lo que queda, tras la huella marcada en esta biografía no concluida.

En este lance y con el porte firme, con la zancada de mis piernas intentando dejar atrás lo que fue el presente hace un momento, un instante…un nanosegundo extinguido por el tiempo, me zambullo en este pasaje. Ejecutado el siguiente paso me asalta la incertidumbre, la duda de dónde me conducirá este peregrinar sin límites.

No puedo tener aún emociones…están en el futuro. Allá donde me guíen mis pasos , y en el momento preciso experimentaré, dulces de vida, chocolates amargos, cítricos refrescantes… suaves merengues. En ocasiones serán agridulces salsas, cáusticas pimientas o corrompidas carnes.

Todo el tránsito entre principio y final será sazonado con la impresionante orquesta sinfónica que es el mundo que me rodea. Melodías de gentes…niños que lloran, que ríen, parejas que discuten, que se enamoran, que platican. Pájaros que trinan, que cantan. Luces del alba y del ocaso. Arco iris pintados en el cielo. Lluvia cayendo en los bosques, en los tejados…tintineando en las charcas. Olores, fragancias, perfumes de flor, de hierba fresca, de tierra mojada…

Pequeñas cosas que decoran la vida con impresionistas pinturas, abstractas o realistas…surrealistas también y no son ficción.

Me detengo ahora un instante…!ya¡ y relajo mi espalda, estiro los brazos…los alzo al cielo, me froto las manos y pienso sólo una cosa y me siento orgulloso…he dado el segundo paso.

Toni Bayona

Leave a Reply